Abogados de Muerte por Negligencia en Phoenix, AZ

Una demanda de muerte por negligencia es una suposición sobre la afirmación de que una persona o entidad causó por descuido o intencionadamente un accidente o incidente que dio lugar a una fatalidad. Estas afirmaciones pueden ser emocionalmente desgarradoras, que los seres queridos deben volver a vivir el momento y los acontecimientos que condujeron a la muerte de un cónyuge, hijo, padre o hermano.

Aunque ninguna cantidad de compensación puede sustituir a este tipo de pérdida, una indemnización por daños pueden proporcionar un alivio financiero y alguna medida de apoyo similar a lo que el difunto razonablemente habría dado a la familia o reclamante individual, si él o ella habría sobrevivido.

Una demanda de muerte por negligencia puede proceder de cualquier tipo de demanda subyacente por lesiones personales:

  • Accidente de vehículo motorizado
  • Accidente Peatonal
  • Responsabilidad civil de premisas
  • Accidente de embarcación
  • Accidente de motocicleta
  • Accidente de bicicleta
  • Accidente de aviación
  • Ahogo en piscina
  • Producto defectuoso
  • Enfermedad ocupacional
  • Drogas defectuosa
  • Dispositivo médico defectuoso
  • Negligencia médica
  • Negligencia de asilo de ancianos
  • Asalto
  • Fuego
  • Explosión

Reclamantes de Muerte por Negligencia

Muerte por negligencia es una causa de acción establecida reglamentariamente. En Arizona, a los miembros de la familia inmediata del difunto se les permite presentar tal demanda, al igual que el representante personal de la herencia del difunto en nombre de los bienes, a pesar que la indemnización de compensación por daños son diferentes.

Los miembros de la familia  inmediata quienes pueden presentar una demanda de muerte por negligencia sólo incluyen el cónyuge, los padres, los hijos y al guardián legal. Si no hay miembros de la familia inmediata que sobreviven ni nadie interpone una demanda, el representante de los bienes puede interponerla.

Daños en Acciones de Muerte por Negligencia

Los daños en una acción de muerte por negligencia varían ampliamente dependiendo del reclamante, así como el carácter del difunto, la naturaleza y que tan fuerte es la relación entre los miembros de la familia y difunto, las circunstancias de la tragedia, y el apoyo financiero que el difunto habría proporcionado. Por ejemplo, el cónyuge o los hijos menores de un difunto que tenía trabajo completo probablemente acordarán o serán otorgados más que los padres ancianos o niños adultos del difunto que ya no eran dependientes de su padre o madre para el apoyo financiero.

Si la conducta del acusado era atroz o negligentemente grave, se podría conceder una indemnización por daños y prejuicios. Los daños punitivos tienen la intención de “castigar” al acusado particularmente por el mal comportamiento. Los ejemplos pueden incluir un conductor excesivamente intoxicado que conducía a más de 100 millas por hora antes de chocar con el vehículo del difunto, o una empresa que produce y comercializa un producto mientras oculta los riesgos o complicaciones conocidos y peligrosos por interés de ganancia sobre la seguridad.

Daños Típicos en una Demanda de Muerte por Negligencia:

  • Gastos funerarios y de entierro
  • Gastos médicos para las medidas de salvamento o el tratamiento dado por las lesiones que resultaron en la fatalidad
  • Pérdida de apoyo financiero a plazo de vida de trabajo del difunto
  • demanda por muerte por negligencia
  • Valor de servicios domésticos proporcionada por el difunto
  • Dolor, shock, tristeza y angustia de los sobrevivientes
  • Pérdida de amor, afecto, compañía, apoyo y consorcio
  • Para una demanda presentada por el representante personal del difunto en nombre de los bienes y para cualquier beneficiarios, los daños son ligeramente diferentes:
  • Gastos funerarios y de entierro
  • Gastos médicos para el cuidado o tratamiento de las lesiones fatales

Pérdida de Ingresos Futuros por el Difunto

La ayuda de un profesional económico forense es a menudo necesaria para calcular los ingresos futuros perdidos y otros beneficios económicos, y reducirla a valor presente para que una indemnización pueda ser calculada apropiadamente.

Para una acción por la familia, un jurado o un juez como verificador-de-los-hechos también debe tener en cuenta los rasgos del difunto, como la laboriosidad, la educación, la manera de vivir, las ganancias anteriores, la salud y la esperanza de vida, entre otros factores que afectaban su capacidad para ganarse la vida.

Las demandas de muerte por negligencia involucran muchos factores diferentes a considerar, especialmente cuando hay una gran cantidad de compensación disponible, si es que hay numerosos demandantes, o si hay cuestiones relativas a la responsabilidad y la prueba de daños. Consulte a un abogado que ha manejado con éxito las reclamaciones de muerte por negligencia así como el tipo subyacente de un incidente de lesiones personales que llevó a la muerte.