Abogados Expertos en Negligencia Médica en Phoenix, AZ

Uno de los aspectos más complejos en la ley de lesiones personales, son las demandas de negligencia médica, solo un verdadero abogado especialista puede gestionar este tipo de casos, y le recomendamos no trate de gestionar estos casos por su propia cuenta.

Hospitales y médicos son vigorosamente protegidos por compañías de seguros y otras agencias; y la evidencia requerida en estos casos de negligencia médica, es sustancial.

Nuestro equipo tiene el conocimiento requerido para gestionar adecuadamente su demanda de negligencia médica, con habilidad y destreza. Acostumbrados a lidiar con compañías de seguros difíciles, no retrocedemos hasta que se reciba de debida compensación.

Pida una Consulta GRATIS Ahora

Contact Us

A los médicos e instalaciones médicas se les impute un cierto nivel de responsabilidad. Los médicos y enfermeras tienen que ejercer el mismo cuidado y pericia similar a lo que un profesional con la misma especialidad haría razonablemente bajo las mismas circunstancias. Esto puede depender de la comunidad médica donde el médico ejerce, o la locación de la pertinente instalación médica. Si un doctor cae por debajo de ese estándar, y comete una inadvertencia médica que conduce a una lesión o fatalidad, entonces la víctima puede tener una causa de acción por cualquier daño que haya sufrido.

El número, reportado en estadísticas, de personas que mueren anualmente por inadvertencias médicas, varía ampliamente. Acuerdo al Diario de Seguridad al Paciente (“Journal of Patient Safety”), Este número está entre 210,000 y 440,000 pacientes por año, un número superior a los 98,000 reportados por el Instituto de Medicina. Analistas señalan que las inexactitudes en los registros médicos son frecuentes, pues varias instalaciones se oponen a reportar dichas inadvertencias.

La negligencia médica puede consistir en lo siguiente:

  • Efectuar cirugía en la parte errónea del cuerpo o en el paciente equivocado
  • No diagnosticar o hacer un diagnóstico incorrecto
  • No hacer seguimiento durante un procedimiento o después de la cirugía
  • Historia médica que está incompleta o se describe erróneamente causando errores en prescripción médica, o reacciones adversas a la medicación, o que induce un mal procedimiento
  • Amputación incorrecta de una extremidad
  • Dejar las esponjas o instrumentos quirúrgicos en la cavidad corporal
  • Errores durante un parto
  • Errores quirúrgicos
  • Errores de prescripción medica
  • Interpretación incorrecta de las pruebas de diagnóstico
  • Sitios médicos

La negligencia médica puede ocurrir en otros lugares fuera de la sala de operaciones, tales como:

  • Sala de emergencias
  • Hospicios
  • Hospitales
  • Oficinas medicas
  • Centros de trauma
  • Ambulancia
  • Clínica

Lugares tales como hospitales y clínicas pueden están igualmente sujetos a demandas

Daños en Casos de Negligencia Medica

Los daños en casos de negligencia médica pueden ser sustanciales, especialmente si un paciente pierde una extremidad, ha sufrido una angustia innecesaria, o incurre daños severos por un error quirúrgico, un diagnóstico incorrecto u cualquier otro descuido. El estado de Arizona es único en el sentido que es uno de los pocos estados que no limitan las adjudicaciones de daños en casos de negligencia médica.

Daños incluyen:

  • Gastos médicos
  • Pérdida de capacidad para adquirir ingresos
  • Pérdida de ingresos e ingresos futuros
  • Desfiguración
  • Discapacidad permanente
  • Gastos de fisioterapia o rehabilitación
  • Costos de atención domiciliaria
  • Gastos por dispositivos de asistencia
  • Trauma emocional
  • Limitación de calidad de vida
  • Dolencia y sufrimiento

Es importante señalar que los casos de negligencia médica son casos rotundamente difíciles de gestionar. En varias ocasiones, es difícil también recibir la debida compensación para las víctimas, aunque sean casos donde se encontró un obvio descuido. En estas situaciones, su abogado debe demostrar que el médico responsable, la enfermera, el auxiliar de enfermería o cualquier otra persona del personal médico no cumplió debidamente con el mínimo estándar aplicable. El testimonio de un médico experto es esencial en estos casos, y es común tener diferentes opiniones de expertos en ambas partes. En varias ocasiones, los miembros del jurado deben de determinar quién es el experto más viable para decidir si la obligación de cuidado fue quebrantada, y si las lesiones fueron relacionadas a dicha obligación.

El plazo para poder presentar una causa de acción de negligencia médica es generalmente dos años a partir de la fecha de la lesión o descubrimiento del descuido médico, con un plazo moroso si la víctima es menor de edad. Este plazo puede variar dependiendo de cambios en la ley o la situación en particular. Es importante saber cuándo se expira dicho plazo para saber cunado presentar la demanda de negligencia médica, debido a que, si no se acata a la fecha límite, se puede frustrar la habilidad de poder presentar la demanda.

Si usted o un ser querido ha sufrido lesiones por un descuido médico, comuníquese inmediatamente con un abogado experto en negligencia médica que le pueda ayudar con su caso.